Colaboradores Criticas y Artículos de Cine

El Espía Que Más Amábamos: Sir Roger Moore (1927-2017)

César Santana
Escrito por César Santana

Cuando una película te impacta de niño y te conmueve, se queda en tu memoria para toda la vida. Y cuando me preguntan cuál fue la primera película de James Bond que vi, definitivamente pienso en “La Espía Que Me Amó” de 1977. Que a pesar de verla en los años 80’s en un canal de televisión, estoy seguro de que ese fue mi primer encuentro con el Agente 007. La emoción de ver un vehículo blanco como submarino y que sale a una playa fue un momento especial que marcó a ese niño que hoy les escribe. Pues bien, en aquella película ese espía británico era interpretado por Roger Moore y la noticia de su fallecimiento me tomó de sorpresa.

Este es mi primer adiós a unos de los actores de 007.

En 1972 el mundo estaba cambiando para James Bond. Los años 60’s se terminaron y Sean Connery había dejado definitivamente su rol como el Agente 007. Muchos críticos dijeron que James Bond iba a morir. Sin embargo, los productores Albert R. Broccoli & Harry Saltzman opinaban diferente y pensaron en Roger Moore para continuar con el personaje.

Para romper con la sombra que había dejado Sean Connery, los productores deciden introducir al nuevo actor en una historia que se alejara de las películas anteriores de James Bond. Es por eso que seleccionan la novela “Vive y Deja Morir” por su tono diferente y oscuro. En esta primera película para Moore se trató de no imitar a Connery al no usar elementos de la Fórmula Bond que lo relacionen directamente. Como decir “Un Vodka Martini…agitado, no mezclado”, un vehículo con artefactos, reducir el uso de la Walter PPK o el personaje de Q; que ni siquiera aparece en esta entrega. Después en sus próximas películas se fueron utilizando esos elementos de la Fórmula Bond que faltaron, aunque se sobre usaron un poco, ya que tuvimos más gadgets, más acción, más chistes, etc.  Pero a pesar de todos estos cambios, la película “Vive y Deja Morir” de 1973 fue un éxito en taquilla, demostró que 007 aun estaba vivo y el mundo recibió un nuevo James Bond.

Roger Moore fue el actor que encarnó en más ocasiones al célebre personaje. Con siete películas de la franquicia, su Bond combatió a villanos memorables como Francisco Scaramanga en “El Hombre De La Pistola De Oro”, colaboró con una espía soviética en plena Guerra Fría en “La Espía Que Me Amó”, viajó al espacio exterior en “Moonraker”, se enfrentó a la mafia griega en “Solo Para Tus Ojos”, se vistió de payaso en “Octopussy” y colgó del Puente Golden Gate en “En La Mira De Los Asesinos”. Todo esto hizo de Moore como el único Bond con personalidad propia y el más diferente.

Tuvo varios momentos memorables en cada una de sus aventuras que hoy en día son referencias para cualquier película de espía o cuando se hacen homenajes o guiño a James Bond. Cómo olvidar el salto de 360º sobre un puente en el AMC Hornet de color rojo. O la presencia recurrente de Mandíbulas, uno de los matones más recordados y que más dolor de cabeza le ocasionó a 007. El famoso vehículo Lotus Esprit, equipado con gadgets y capaz de navegar bajo el agua. O el salto en paracaídas con la bandera británica. Además de los fabulosos aparatos o gadgets que le ayudaron a salir de situaciones. En fin, fueron muchos los momentos que quedaron marcados en el James Bond de Sir Roger Moore.

Para algunos no fue el mejor Bond por alejarse de la personalidad descrita por Ian Fleming, pero todos están de acuerdo de que Moore le otorgó humor, carisma y elegancia a 007. Y ese cambio en el humor ayudó que sus películas fueran todo un éxito en taquilla y que se mantuviera durante todos los años 70’s y mitad de los 80’s. Su ingenioso sentido del humor dentro y fuera de cámara fue su sello por el paso de franquicia, a tal punto que lo catalogaban como el Bond que se reía de sí mismo. Por tal razón sus últimas películas hoy en día se pueden percibir como una autoparodia.

Como datos curiosos, Sir Roger Moore no le gustaba usar armas de fuego por un trauma en su adolescencia y esto debido a que su hermano le disparó en una pierna con un fusil; en algunas escenas se le puede notar cerrar los ojos al momento de disparar. En sus siete películas nunca pidió el Vodka Martini; aunque sí lo toma en dos. Y tampoco nunca condujo un Aston Martin. Es el único actor que ha dejado el personaje por la edad, él mismo decía que las últimas Chicas Bond podrían ser sus hijas o incluso sus nietas.

Antes de James Bond, Moore se dio a conocer por su papel de Lord Brett Sinclair en la Serie de TV “Los Persuadores”  junto al actor estadounidense Tony Curtis. Y mas tarde alcanzó la fama mundial como el aventurero Simon Templar en “El Santo“.  La popularidad internacional de esta serie le ayudó a que Broccoli y Saltzman decidieran contratarlo cuando Connery abandonó la franquicia. En los años 40’s tuvo pequeños papeles en varios películas y a los 17 años estuvo como extra en “César y Cleopatra” de 1945, donde conoció a Stewart Granger, con quien trabajaría años después en “The Wild Geese” de 1978.

La vida le cambió a Sir Roger Moore, al descubrir la pobreza infantil en India durante el rodaje de “Octopussy” y lo llevó a convertirse en Embajador de la Buena Voluntad de UNICEF. Asumió la responsabilidad de trabajar a favor de los derechos de los niños y el compromiso de mejorar sus vidas.  Utilizó su talento y su fama para recoger fondos y realizar tareas de promoción para la causa de la niñez, además dar apoyo a las misiones con el fin de garantizar el derecho de todo niño,  salud, educación, igualdad y protección.

Recibió muy pocas distinciones profesionales, a penas una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Y aunque nunca fue aclamado por sus dotes de actuación, Moore aportaba a sus principales personajes un toque de distinción y caballerosidad. Querido fuera y dentro del mundo del espectáculo, para nosotros siempre será nuestro James Bond. El que lo hizo diferente.

Sir Roger Moore nació el 14 de octubre del 1927 en Londres, Inglaterra. Falleció el 23 de mayo del 2017 a los 89 años en Suiza, tras una corta batalla contra el cáncer. Así informó a través de comunicado su familia.

Gracias, gracias por tanto, gracias por James Bond durante 12 años, gracias por todo.

Visita El Informe de James Bond

Acerca del Autor

César Santana

César Santana

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: