Cine Dominicano Criticas y Artículos de Cine Festival de Cine Miami Festivales

Critica a “Jeffrey” (2016) de Yanillys Perez

Ruben Peralta Rigaud

Jeffrey es un joven de 12 años que trabaja como limpiaparabrisas en semáforo de Santo domingo, capital de la República Dominicana. Yanillys Perez nos introduce a su realidad, presentando imágenes acerca de su situación social. “Jeffrey” es el primer largometraje de Pérez, la cual tenía en su filmografía cuatro cortometrajes. La directora cuenta las peripecias de Jeffrey  junto a sus hermanos y amigos, representando en cada uno de ellos a toda una generación de niños que lucha en medio de un sistema económico profundamente desequilibrado.

El joven ve la música como un posible escape y mejoría de su realidad, ya que sin desearlo, se enfrenta a sus responsabilidades como si fuese adulto, frente a una sociedad que constantemente no puede responder a sus necesidades.

Podríamos tomar esta película dentro de dos vertientes: la primera es una plataforma que es netamente de ficción, presentando a sus personajes (no actores) en su real entorno; la segunda opción, es la de un documental en donde la directora utiliza un estilo no convencional dentro del género, llamado “Mockumentary”. Yo escojo la última opción.

Y es que, la mayoría de las situaciones en las que Jeffrey y sus secundarios se ven envueltos, son claramente ensayadas previas a la grabación. Escenarios, tomas en primer plano de un contexto determinado, gestos de una mujer embarazada, entre otros, no le quitan credibilidad a lo que Pérez quiere contar, pero si le quitan valor a los personajes y sus motivos.

El valor más alto de la película, es la denuncia social. Jeffrey tiene apenas 12 años y debe ser el soporte de la familia, saliendo día a día a varias intersecciones de la ciudad de Santo Domingo a trabajar y exponerse a peligros. Luchando para poder llegar a 100 pesos dominicanos (unos 3 dólares) para poder comprar alimentos y ayudar a su madre en el pago de la renta. También debe luchar por esa esquina de trabajo, no solo con las personas que no quieren el servicio y abusan verbalmente de él, si no de los que ya tienen sus “negocios” establecidos en dicho lugar y no aceptan al joven como competencia.

Pero toda esa situación pierde valor con escenas que no hacen sentido. Por ejemplo, vemos a la madre de Jeffrey, en varias ocasiones, saliendo a buscar a uno de sus hijos en un vehículo de transporte privado… El costo de este transporte es al menos unos 300 pesos dominicanos (unos 8 dólares). O cuando inexplicablemente Jeffrey graba un sencillo en un estudio profesional, sin hablar del costo de por medio. Otro ejemplo se muestra cuando el joven adolescente se presenta sin invitación a un programa de medianoche, mientras su familia supuestamente lo ve en vivo durante pleno día. Esto demuestra cierto descuido en la continuidad y veracidad de la historia. Como dominicano conozco esa realidad, conocí a muchos ‘’Jeffrey’’ y sí es cierto que se parecen mucho al de Pérez. Amén de las discrepancias de la realidad, Yanillys hace un impresionante trabajo al manejar a más de siete personajes, presentarlos y hacernos conocerlos.

Llegamos a conocer a Joselito de la Cruz (nombre real del protagonista), nos identificamos con los miedos de su hermano al ver su realidad como padre adolescente y su miedo de cara al futuro y somos testigos de una hermosa relación de hermandad entre ellos  y su entorno. Tal vez, sin proponérselo, la directora saca lo mejor de cada uno de ellos en esos momentos en los que no notan que la cámara está presente, donde sin ordenes o guion, los niños son niños.

 “A veces, me imagino que me veo desde el cielo como una pequeña molécula, en medio del universo” dice Jeffrey en voz en off, poniéndole entonación en uno de sus momentos más tristes. Aunque dudamos mucho que el joven sepa su significado, da contexto a la desesperación y repentina soledad que puede sentir un niño que disfruta su etapa. La película aporta a una industria dominicana, un toque de Cinema Verite que viene arrastrándose desde hace unos 3 años hacia acá. Películas como “Blanco”, “Caribbean Fantasy”, “Nana” o “Tu y yo”, presentan la cara no graciosa del cine dominicano, pero llenas de calidad.

Al final “Jeffrey” tiene más valor cinematográfico para el no residente en Republica Dominicana, por el hecho de la credibilidad. Pero esto no significa que le reste valor al trabajo de Pérez, que creando o no un estilo, demuestra que sabe contar historias con un correcto manejo de actores. La película representa una realidad que muchos conocen pero pocos hacen caso.  Esperemos que al ritmo de la música de Jeffrey, nos enfoquemos en lo que importa, los sueños de nuestros niños.

“Jeffrey” fue presentada durante la 34ava edicion del Miami Film Festival

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com