Cine Dominicano Criticas y Articulos de Cine

Entrevista a Johanné Gómez Terrero, directora de “Caribbean Fantasy”

Ruben Peralta Rigaud

La industria del cine dominicano ha enfocado sus fuerzas en la taquilla, es por eso, la mayoría de sus producciones se han ido volcadas a las comedias fáciles, películas hecha con la excusa “eso esjohanne-gomez-foto-de-uz-sosa-620x400 lo que pide el publico”, una clara verdad a medias.

Las grandes ventajas que ha tenido el auge de películas de este tipo es que ha podido emplear a cientos de jóvenes que no veían oportunidad alguna hace anos a menos que fuese dentro del mundo de la publicidad para hacer sus pininos en el mundo de lo que es producir un material audiovisual. Desde allí, han nacido y estoy seguro que seguirán naciendo talentos silentes para darle el giro que la industria del cine dominicano merece. Y poco a poco está ocurriendo.

El cine documental y el cortometraje es el bastión de la industria en cuanto a la calidad referida, el cortometraje lleva años siendo la piedra angular de la mayoría de los cineastas y equipo de trabajo que están apareciendo en los créditos de las películas actuales.

“Caribbean Fantasy” se desprende de esa rama. Este documental narra una historia de amor dentro de una realidad palpable, la extrema pobreza. Y este espectro no solo se limita a la República Dominicana, los personajes de Ruddy y Morena están en todos los países, en todas las latitudes.

Su directora Johanné Gómez Terrero fue buscando “inspiración” al río Ozama, localizado en la zona oriental de la ciudad de Santo domingo, en su búsqueda, conoce a Ruddy y su peculiar historia de amor con Morena. El es un “taxista” marítimo que se encarga de llevar personas de un lado a otro del río, ella una nueva convertida al evangelio con cierta peculiaridad (les invito a que vean el documental y entenderán).

Quise hacerle unas preguntas a su directora, para que el público conozca más acerca de ella, su trabajo y cómo piensa. Johanné es un personaje creativo y basándome en su trabajo, con una enorme capacidad narrativa.

Nombre Completo – Johanné Gómez Terrero –

¿Porque te pusieron Johanné?

Mi abuelo Frank me llamaba Ligia de las Legiones por el personaje de la película Quo Vadis. Mi padre, Eslavia por las tribus eslavas. Mi madre no hizo caso a ninguno y me nombró Johanné, es una variación del nombre de mi padre, Johnny. En mi familia mandan las mujeres.

¿Donde naciste?

En la primera casa construida en el Barrio de Las Caobas de Santo Domingo.

¿Cómo fue tu infancia?

Me chupé el pulgar derecho hasta aplastarlo. A mis 6 años se divorciaron mis padres. Mi Bing Bong era un león escondido en el baño. Para poder salir de casa me anoté en la catequesis. Humanicé al sacerdote después de verlo fumar en el patio de la iglesia. No sabía qué decir en el momento de la confesión, me sentía estúpida, sin pecados. Leí innumerables veces el libro de moral y cívica de quinto grado. Mi madre decía que mis tíos eran ‘bregadores’ en Nueva York. Uno llegó antes, otro después, ambos sin vida. En el velorio del primero tocaron palos, bailé mucho, se convirtió en mi sonoridad favorita. A los 9 menstrué y unos meses más tarde me desrizaron el cabello. Fui acosada sexualmente por más de un vecino, uno era mudo. Me hicieron bullying en la escuela, me crecieron las tetas antes que a mis compañeras. Frente a la panadería de mi papá estaba el Cine Ana, pero las películas eran un halo de luz en el techo y ruido indescifrables porque mi hermana me tapaba los ojos mientras se besaba con el novio. A los trece, durante un mes, un suero inyectado en las venas de mi mano, me sacó para siempre el dedo pulgar de la boca…

foto-rodaje

¿Cuáles eran tus intereses de adolescente?

Ser rebelde era mi interés.

¿Cuáles fueron tus trabajos antes de dedicarte al cine?

Trabajé en una central telefónica montada en el patio de una casa, la gente llamaba por empleo y yo ofrecía los que ya estaban en los clasificados.  En la cabina de al lado, leían el tarot. Tiempo después, inicié una pasantía en CDN (Cadena de Noticias) en un programa de salud.

¿Cómo fue ese momento en que decidiste convertirte en artista?

Nací artista.

¿Cómo adquiriste tú el oficio de director de cine? 

Está en construcción el oficio.

La primera película que recuerdas haber visto, y la ultima.

‘2001: Odisea del Espacio’ & acabo de ver un corto de Painlevé ‘The love life of the octopus’.

¿Cómo llega “Caribbean Fantasy” a tus manos?

El Ozama me llevó a Ruddy, Ruddy me llevó a Morena. Y esos tres elementos se conjugan en Caribbean Fantasy.

¿Cuál fue tu sistema de trabajo con los protagonistas?¿Qué trabajo previo haces? ¿Cómo trabajaste con ellos durante el rodaje?

Cada personaje es particular, el acercamiento es distinto. Me quedo en el presente cuando estoy con ellos, en estado consciente. En la primera etapa entro en su universo, hablamos, busco entenderlos y les cuento lo que quiero hacer. Durante el rodaje me mimetizo en el espacio y permanezco allí como observadora. Durante todo el proceso activo mis sentidos, quedo atenta a las señales, a cada detalle, a lo que ocultan, a sus tics,  con eso construyo la película.

visitando-a-ruddy-y-morena

¿Qué es lo más importante que un aspirante a director debe aprender luego de tu experiencia en “Caribbean Fantasy”. ?

Narrar desde su horizonte de sentido. Sacar la nariz del ombligo. Honestidad. Los 6 sentidos, fundamentales herramientas de trabajo.

¿Rodar pocas tomas para evitar que el proceso de montaje sea más doloroso o cubrirse las espaldas realizando muchas?

No pienso en eso. Filmo lo que entiendo necesario, a veces termino el día con 6 horas de material, otras con 20 minutos. Dependerá de lo que la vida me esté regalando durante el rodaje. A veces es generosa, otras no tanto.

En el mundo del cine hay mas directores que directoras, ¿en esta etapa inicial de tu carrera, te has encontrado con algún obstáculo que creas que fuera por ser mujer?

Creo que no.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud