Criticas y Artículos de Cine

Critica a “Hail Caesar!” (2016) de los Hermanos Coen

Ruben Peralta Rigaud

Hail Caesar! Inicia en el Hollywood de 1951, cuando los estudios fabricaban películas en una cantidad exorbitante que, a veces accidentalmente, producían arte. La ironía es que hacer películas george-clooney-gets-kidnappedes a menudo más fácil que mantener el talento en disciplina. La tarea de salvaguardar la credibilidad del estudio corresponde a Eddie Mannix (Josh Brolin), un “Studio Fixer” que no puede dejar que las malas lenguas (donde La brillante Tilda Swinton hace presencia) se enteren de que la estrella está siendo infiel,  o está embarazada, o es gay, o loco, o un bastardo comunista.

Hail Caesar! es básicamente un día en la vida de este policía de estudio, cuyo real trabajo es mantener todo bajo su religión. Brolin, en una actuación con corazón, lleva la historia sobre sus hombros. Brolin es el motivo, el punto de giro y lo más interesante de la cine, simplemente más que excelente.

 “Bendíceme, Padre, porque he pecado” son las primeras palabras que escuchamos de Mannix, un católico casado que exaspera a su sacerdote en la confesión al pedir perdón sobre una base casi diaria. Por su cuenta, Eddie es un desorden inseguro. Rondando el estudio, él es un león en miedo.

Trabajando para  Capitol Pictures, hace que este ejecutivo sea como una niñera de altos niveles. Y los bebés son presentados de la mejor manera:  Scarlett Johansson es una delicia como la actriz que brilla dentro de una piscina (piensen en Esther Williams) que utiliza su boca como arma letal.  Channing Tatum es un golpe de gracia como un actor que canta y baila (¿Gene Kelly?) con una interesante agenda política.  La nueva cara sin dudas es Alden Ehrenreich como el vaquero estrella  del estudio (¿Roy Rogers?), un auténtico cowboy que es puesto en situaciones poco usuales para él, situaciones que volverán loco al controvertido director Lawrence Laurence (un genial Ralph Fiennes), con unos diálogos memorables.

La historia toma un rumbo interesante cuando la estrella del estudio Baird Whitlock (George Clooney), es secuestrado durante la producción de una epopeya bíblica llamada Hail Caesar! Clooney tiene experiencia  añadiendo a Whitlock a la lista de idiotas que ha interpetado para los Coen (O brother where art thou?, Intorerable Cruelty, Burn After Reading). Whitlock es solo el inicio a los problemas que seguirán a su secuestro.

Whitlock no toma nada en serio, ni siquiera ser un rehén. Es por eso que a Mannix le urge recuperarlo .Mannix  está tratando de mantener la moral en esta Babilonia llamada Hollywood, mientras que lucha con una pregunta cósmica: ¿Debería poner su fe en el Dios del trabajo o en la deidad invisible que maneja los teléfonos de su oficina? Mannix suda, y tal vez los Coen lo hacen también. Pero su película nunca pierde su flotabilidad estimulante. El  director de fotografía Roger Deakins, el diseñador de producción Jess Gonchor y el diseñador de vestuario Mary Zophres crean una espectacular dicha visual, cada encuadre, cada secuencia, cada movimiento de cámara, son impecables.

Hail Caesar! es un regalo al cine desprendido de dos fanáticos del control. Con una necesaria desesperación nihilista , la película funciona a la perfección. Mantener un estilo que es fácilmente descriptible, es de genios. Los Coen han dando una vuelta a la forma de contar historias. Con historias y personajes desprendidas de una irrealidad envidiable, los Coen  no son necesarios, son indispensables.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: