Noticias de Cine

¿Que significa la escena post créditos de “Pirates of the Caribbean: Dead men tell no tales”?

Ruben Peralta Rigaud

No tiene sentido que sigamos avisando pero, de verdad, si no has visto la película o te preocupa lo más mínimo lo que en ella ocurra, no sigas leyendo. Es más, lo de Barbossa en la imagen era trampa, aun estás a tiempo de coger el bote salvavidas y salir de aquí indemne.

Piratas del Caribe: Dead Men tell no tales’ termina a lo grande, con una esperada reunión gracias al buen hacer de los protagonistas de la quinta entrega que, tras cargarse una magnífica reliquia, eliminan todas las maldiciones marítimas existentes.

Esto debe haber causado un jaleo tremendo en el Caribe; miles de almas en pena descansarán en paz, cientos de marineros volverán al hogar y la mitología gótica pirata, si hacemos caso a ese punto y final que supone romper el Tridente de Neptuno, casi ha terminado. Todo esto da igual porque nos permite ver a Will Turner y a Elizabeth Swann recuperando su vida juntos.

Esto deja al Holandés Errante, el barco en el que cumplía condena Turner, en una extraña posición. ¿Dejará de existir? ¿Buscará un nuevo capitán? Puede que eso sea precisamente lo que desvela la escena post créditos.

Primero vemos que Will y Elizabeth duermen plácidamente cuando una figura irrumpe en la habitación. No es otro que Davy Jones, antiguo capitán del Holandés al que los protagonistas habían finiquitado un par de películas atrás. Will despierta de la pesadilla pero, cuando la cámara enfoca al suelo, vemos que hay restos de agua y unos percebes, señal inequívoca de que, o bien Jones ha pasado por allí, o un percebeiro despistado se ha equivocado de habitación.

El rumbo que ha tomado la saga en esta película, recuperando a los antiguos protagonistas al final y centrando parte de la trama en conocer un poco más a Barbossa para rendirle un merecido homenaje, nos hace creer que esta franquicia intentará una y otra vez repetir sus historias ya cnocidas para intentar volver a aquella época de lustre en la que las monerías de Sparrow aun hacían gracia. Las declaraciones de Jerry Bruckheimer diciendo que le encantaría volver a contar con Bill Nighy son el hechizo final de resurrección que necesitaba Davy Jones.

Fuente: Fotogramas

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: