Criticas y Artículos de Cine

12 claves para que un festival de cine quiera tu pelicula

Dan Mirvish, director de películas de bajo presupuesto y fundador del Slamdance cine1Film Festival ha recogido para Filmmaker las doce reglas para conseguir que tu peli entre el circuito festivalero sin morir económicamente en el intento. ¿Ganas de marcha?

1. Sé selectivo

Sí, hay miles de festivales a lo largo del mundo, pero haz los deberes. Si ves un festival que suena bien, mírate las películas que han proyectado en los últimos años. ¿Encaja tu película en su programa? Si es un Festival de Cine Cubano Gay que solo enseña películas caribeñas en español y tu tienes una película en árabe sobre una historia épica de vampiros, entonces quizá debas elegir otro festival. Pero indaga a fondo. Habla con algunos cineastas que hayan ido en años anteriores y preguntales qué piensan del festival, y si tienen el contacto del programador. Withoutabox puede ser util para ayudarte a reducir tu lista de festivales y una buena herramienta para recordarte los plazos, pero solo es la punta del iceberg: No cuentes únicamente con esta herramienta.

2. Contacta personalmente con el programador del festival

Trata de averiguar quién es el programador principal del festival. A veces son el “director artístico”, otras el “programador senior”, es diferente en cada festival. Mira sus páginas web y mira sus noticias de premsa. Esa suele ser la mejor manera para averiguar quien manda realmente. Cuando lo descubras, busca su email personal, no el típico info@festivalestoylotro.com en la página de contacto. O llámales. O encuéntrales en Facebook o Twitter y envíales unmensaje. No importa mucho lo que digas tanto como establecer un contacto personal y que recuerden tu nombre y el nombre de tu película.

3. Ofrece tu estatus de primicia

Pregúntales si tu película encaja en su programa. Quizá ya lo sepas (la primera norma), pero ellos no saben que tú lo sabes. Así que pregunta. Que sea corto y directo. Una frase de una sola linea, nombres de actores si son famosos y cuál es tu estatus de primicia. Recuerda, a todos los directores de festivales les gusta proyectar primicias, así que incluso aunque no tengas un cásting famoso, llamarás su atención si les ofreces la primicia mundial de tu peli. Y si ya la has estrenado mundialmente, ofréceles la primicia internacional, y si no, la norteamericana, la española, la canadiense, o así sucesivamente. Si cada proyección en festival no es como una “premiere” no estás siendo suficientemente creativo. La virginidad es relativa cuando se trata de películas.

4.  Ofrece tu talento

Tanto como si hay actores famosos, un grupo hipster en tu banda sonora o un productor ejecutivo ganador del Oscar, deberías sugerir que atenderán a la proyección. No prometas demasiadas cosas, pero tampoco seas tímido. Los directores de festival saben de primera mano que los actores no siempre son capaces de ir, pero no puedes preguntárselo a los actores si la película no ha sido aceptada aún. De todas maneras, nadie va a culpar al director si el actor está rodando otra película en el momento del festival. Por mucho que pensemos que los actores se nos van a unir en un jacuzzi en una lujosa fiesta, se llaman actores porque actuan, y suelen tener agendas y horarios diferentes a los tuyos. ¿Las buenas noticias? Si ellos no van, entonces tú, el cineasta, serás la atracción principal, no ellos.

5. Pide una excención de pago

Pedir una excención de pago no hace daño a nadie, y tampoco nadie pensará que eres menos por preguntar. Algunos festivales rutinariamente lo hacen. Muchos no. Pero no lo sabrás si no preguntas.

6. No pidas una exceción de pago

Si ya has contactado con el director del festival, le has ofrecido la primicia y prometido falsamente tu lista de actores, el director del festival contestará, “Sí, tu película suena bien, envíamela”. Ese suele ser normalmente la señal para no pagar la cuota. Tan solo envíale la película y no la pagues. Si realmente aún quiere la cuota, el coordinador del festival te la pedirá. Pero para entonces, el director del festival probablemente ya haya visto tu película.

7. Busca en el extranjero

Muchos festivales internacionales reciben fondos del estado y no piden cuotas de inscripción. Encuentra esos festivales y preséntate. ¿Qué tienes que perder?

8. Sé listo con el correo

Puedes arruinarte si te pones a enviar DVDs a lo largo del mundo. Envía tus películas temprano y evita los correos urgentes, ahorrarás dinero, ten fe en Correos, aunque sea difícil y evita los servicios privados. Y si se da el caso de que la película se pierde, se retrasa o se atasca en el almacén, siempre puedes enviar un email al festival donde amablemente les explicarás a los coordinadores del festival que estás intentando localizar la película. Cuando al final llegue, lo sabrán todo de la película y la mirarán de inmediato.

9. Ofrece links de Vimeo

Especialmente para festivales internacionales, que cada vez más aceptan felizmente links de vimeo con contraseña. Muchos programadores pueden mirar la película simultáneamente, y así tu puedes presentar la película de forma instantanea (útil para fechas de entrega al límite) y los costes de envio son gratis! Tan solo asegurate de estar satisfecho con la calidad de tu Vimeo y usa una contraseña fácil.

10. Entrega en mano tu DVD

Olvídate de links. Un DVD siempre dará mucha más calidad y mostrará que te preocupas lo suficiente como para quemar un disco y escribir tu nombre con rotulador. Es mucho menos probable que se pierda en todo el sistema del festival si es un DVD. O quizá es al revés, es difícil de decir, así que preguntale al coordinador del festival, quien ahora es tu nuevo mejor amigo. Cada festival tendrá preferencias diferentes.

11. Conoce a los directores del festival en otros festivales

Si tu película no ha conseguido entrar en  los festivales más punteros del país, aún así deberías visitarlos. Inevitablemente habrá paneles de discusión, desayunos o fiestas en las que puedes localizar a hambrientos directores de festivales a los que podrás entregar tu DVD directamente. Sí, posiblemente estén borrachos y lo pierdan, pero nunca se sabe. De cualquier forma, ya habrás establecido una conexión personal y puedes seguirles más tarde.

12. Chantajes y sobornos

Sí, los sobornos pueden ser caros. Pero si te sobraron cervezas procedentes del product placement de tu película, siempre puedes darles un buen uso. ¡Los coordinadores y los internos del festival no sabrán cuánto tiempo tiene! Y qué mejor manera de asegurarte que tu película es recibida y no “perdida en el correo” que enviarla junto con una caja de cerveza? Y si aún así no puedes permitirte el soborno, entonces usa el chantaje. Navega profundamente por la web y encuentra fotos comprometedoras en las redes sociales.  ¡Es tu trabajo encontrarlas y hacer un buen uso de ellas!

Fuente: Filmin

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com