Criticas y Artículos de Cine

Critica a “The Post” (2017) de Steven Spielberg

the-post-5
Ruben Peralta Rigaud

En los años setenta, unos informes secretos del Pentágono cayeron en manos del New York Times y el Washington Post. Ante la difícil decisión de publicar estos, ya que pondría en peligro la seguridad nacional, el Times se arriesgó a publicar y perdió su batalla en la corte, el presidente Nixon flexionó sus músculos de poder y los infames documentos del Pentágono que detallaban cómo los presidentes Truman, Eisenhower, Kennedy y Johnson, (especialmente Johnson), le habrían mentido al pueblo estadounidense sobre la guerra en Vietnam y la posterior escalada de ese conflicto. Claramente, la Casa Blanca de Nixon no quería que se publicaran estos hechos, por temor a las repercusiones con el año electoral que se avecinaba. Mientras tanto, The Washington  Post está bajo una nueva administración. Katherine Graham (Meryl Streep) tomó el mando después de la muerte de su esposo. Interesada en hacer que el periódico sea mejor (ya que atraviesan por una crisis económica), ella le confía sus decisiones editoriales a Ben Bradley (Tom Hanks). Graham se enfrenta a la decisión de desafiar a la Casa Blanca e imprimir los documentos que exploran la escalada de la guerra en Vietnam a pesar de que el gobierno sabe que la guerra fue inútil y se perdió.

Basado en hechos reales, la película de Steven Spielberg (Munich, Schindler’s List, Saving Private Ryan) se centra en el periódico The Washington Post y su decisión de seguir el ejemplo de The New York Times, sumándole, las decisiones de la gente detrás de escenas. La película muestra claramente el conflicto personal de los involucrados, poniendo en el tapete temas como el deber y la amistad.

Como Ben Bradlee, Tom Hanks podría tener desventaja en el hecho de que Jason Robards interpretó el papel en “All the Presidents Men” (1976) y ganó un Oscar, junto con todos los demás premios de la crítica por su potente interpretación. En un casi recordatorio de lo grandioso que es Hanks, quien hace este papel tan suyo y tan diferente al que vimos de Robards, pero igualmente de excelente. Sabiendo que el problema en el que están metidos podría alterar la historia del país, pero consciente de que de los gobiernos debe caminar cuidadosamente, y ser claros con el país, la moral y las decisiones de su personaje van de acuerdo a lo narrado. Cauteloso pero queriendo ser parte de la historia, su sentido del periodismo quiere ver mas allá, pero su respeto por Graham está en el centro, no quiere que la intimiden o la humillen. Hanks tiene el coraje de retratar a Bradlee, quien demostró ser implacable un año después, cuando estalló la historia de Watergate, que, por supuesto, llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon.

El director Steven Spielberg ensambla un impresionante elenco estelar encabezado por una siempre excelente Meryl Streep como la propietaria de “The Washington Post”, quien se enfrenta a la difícil decisión entre el equilibrio de sus deberes corporativos y los deseos de su editor Ben Bradlee de imprimir la ya mencionada historia. La postura y el personaje de Streep sugieren una mujer sumisa y calmada, que debe de tomar riendas de una situación, poniendo en riesgo no solo el legado de su familia, si no la amistad de años que le profesara a Bob McNamara (Bruce Greenwood).

Debido a que pasa un buen tiempo de metraje antes de que los documentos caigan en manos del equipo de Bradlee, y gran parte de la película se enfoca en la indecisión y posición de Graham fuera de las oficinas del periódico, “The Post” se enfoca mucho tiempo en resolver y presentar los problemas de la Primera Enmienda, (prohíbe la creación de cualquier ley con respecto al establecimiento oficial de una religión, o que impida la práctica libre de la misma, o que reduzca la libertad de expresión, o que vulnere la libertad de prensa, o que interfiera con el derecho de reunión) que es realmente el corazón de la historia y que, como resultado, el guión de Liz Hannah (Simon, 2010) y Josh Singer (Spotlight, 2015) no gana fuerza sino hasta casi la mitad de la película. Como Streep y Hanks son excelentes en frente de las cámaras, puedo entender que Spielberg quiera mantenerlos en pantalla el mayor tiempo posible, pero hacerlo no favorece el producto final. Sin embargo, aunque esta estrategia es útil, ninguna otra actuación realmente se destaca y si bien es un privilegio ver a actores como Bradley Whitford, Bruce Greenwood, Alison Brie, Sarah Paulson y David Cross en la pantalla juntos, el guión no les ofrece mucho. Aparte de Streep y Hanks, el único que se destaca en absoluto en un par de escenas es Bob Odenkirk como el periodista que es capaz de rastrear los documentos filtrados para The Washington Post.

Para aquellos que desconocen los eventos históricos, “The Post” puede ser un buen manual. También profundiza en las políticas corporativas detrás de escena del negocio de los periódicos, más de lo que esperaba. Los espectadores de mayor edad también deberían disfrutar de los pequeños momentos en los que se destaca el proceso de creación e impresión de periódicos de la vieja escuela. La película de Spielberg en su primera mitad puede carecer de la energía o la pasión que el tema merece, pero es una película sólida que cubre los eventos de una forma precisa y veraz. No solo vemos un resultado histórico, si no que somos testigos detrás de todos los hechos que cambian el rumbo de un país, junto a los seres humanos con dudas y decisiones que apoyan estos cambios.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: