Criticas y Artículos de Cine

Critica a “The Dark Tower” (2017) de Nikolaj Arcel

Ruben Peralta Rigaud

Los conocedores de la serie de novela fantástica “The Dark Tower”, de Stephen King, se preguntarán cómo el director Nikolaj Arcel adapta la épica de ocho volúmenes en una película de hora y media, utilizando solo los momentos más importantes y obviando no solo otros personajes interesantes, sino también sus motivos. Pero aquellos que no están familiarizados con los libros, estarán complacidos con esta entrega. Al menos se darán cuenta de la profundidad y el potencial que una posible saga traería.

La historia habla de la lucha entre el bien y el mal en el Mundo Medio. El bien lo representa Idris Elba y su Roland Deschain (“The Gunslinger”), que está en busca de Walter O’ Dim (Mathew McCounnaghey) por cuestiones de venganza. El objetivo de Deschain es  proteger la Torre Oscura (The Dark Tower), que se sitúa en el centro del universo y protege a los mundos de las influencias del mal. Se supone que sólo el espíritu de un niño puede derrumbar la torre y así O’Dim, también llamado el Hombre de Negro, busca y secuestra niños de todos los universos para hacer ciertos experimentos con estos. Pero la película no es realmente la historia del hombre del revólver y el hombre de negro, a pesar de que estos ocupan los papeles principales. Es la historia del joven Jake Chambers, que vive en nuestro mundo, teniendo pesadillas acerca de las batallas efectuadas entre Descain y O’ Dim.

La firma de un Stephen King es inconfundible: Hay un niño, víctima de bullying, sobre todo después de la muerte de su padre lo cual le da una membrecía directa al club de los perdedores de Stephen King. El escritor repite esta formula en muchas de sus historias, en donde un niño o niños, tienen esta características. De alguna forma son abusados y no encajan dentro de la sociedad, tomamos por ejemplo “It”, “Stand by Me” o “Carrie”.

Desde una primera visión, tenemos una historia en el mundo real, la de Jake. Este debe lidiar con situaciones en su hogar y en su cabeza. Por otro lado, vemos lo que ocurre entre El Hombre de Negro y el Pistolero. El hechicero tiene un propósito que envuelve a Jake, pero de una fantástica manera, este cae en manos del pistolero y este se convierte, de la noche a la mañana, en su protegido.

Esta mezcla de escenarios sin coherencia es tan solo uno de los grandes problemas que “The Dark Tower” presenta. La película está luchando dramáticamente por salir adelante forzando al espectador a creer en los motivos de sus tres protagonistas.

El Director Nikolaj Arcel, que llamo4 la atención con el drama de época ‘’A Royal Affair’’, no dio a entender en ningún momento, su visión acerca de la historia. En cambio, presenta un popurrí de imágenes sin inspiración que muestran todo de manera literal. Los dibujos y sueños de Jake, mágicamente son los acontecimientos. Este descubre portales y se escapa de situaciones de las maneras más increíbles y a la vez inverisímiles. Aun siendo testigos de una adaptación fantástica, el factor credibilidad que es tan importante en estas historias, está ausente desde su presentación.

Por desgracia, el significado de La Torre Oscura es olvidado por completo. El mundo post apocalíptico creado por Stephen King pasa a un segundo plano para enfocar sus fuerzas en pobre secuencias de acción, y el tratar de forzar la empatía de su supuesto héroe con un ridículo credo. En tiempos de franquicia y universos compartidos (las referencias a otras películas de adaptaciones de los libros King son infinitas) todas coinciden en algo importante, el público debe identificarse, para bien o mal, con alguno de sus personajes o secuencias. En “The Dark Tower” el sentimiento es nulo.

Lo que queda es una película que representa una profunda y desgarradora mitología regularmente explicada, que en última instancia no entiende lo que significa comprometerse con esta alegoría y sobre todo, no entiende sobre calidad cinematográfica. La película saca la cabeza del agua en la llegada de The Gunslinger a la ciudad de Nueva York, regalándoles una vitalidad amable, un sentido momentáneo a los personajes en el mundo en que se mueven. En esos momentos vemos también valentía y dolor, creando sin lugar a dudas la mejor secuencia de la cinta. Sin embargo, el núcleo de la historia sigue siendo un cifrado que desperdicia el poder esperado de la creación de uno de los escritores más exitosos de este siglo. “The Dark Tower” no solo es un lamentable resultado, es también una oportunidad perdida para crear algo único, diferente e interesante.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: