Criticas y Artículos de Cine

Critica a “Gifted” (2017) de Marc Webb

Ruben Peralta Rigaud

Después de que la madre de la pequeña Mary (Mckenna Grace) se quitó la vida, su tío Frank (Chris Evans) adoptó a la chica. Este trata de darle una vida lo más normal posible, sin preocupaciones. Decide enviarla a la escuela después de que le enseña inicialmente en el hogar. Allí, la profesora Bonnie (Jenny Slate) rápidamente descubre que evidentemente la niña es muy superior a sus compañeros de clase en matemáticas y es allí donde todo cambiará.

La profesora intenta convencer a Frank de enviar a su sobrina a una escuela para niños dotados, pero teme que esto podría afectarla en su desarrollo. Cuando la madre de este, Evelyn (Lindsay Duncan) se entera de que su hijo niega dicha educación a su nieta para que esta alcance su pleno potencial, ella solicita la custodia de la niña en la corte. En su casera y amiga Roberta (Octavia Spencer) Frank halla un apoyo contra los planes de Evelyn.

Tim Flynn (“Watch it”) firma este guion claramente influenciado por un montón de películas conocidas. Flynn convierte a Frank en una de las más nobles representaciones de la clase obrera norteamericana. Es un tipo decente y de buen corazón, el tipo de hombre que, en una de las escenas más ridículas de la película, se mete en un refugio de animales para salvar a un gato de la eutanasia y termina dejando el lugar con tres de los peludos animales. Mientras tanto, el guionista convierte a Evelyn en una mujer fría, manipuladora, resentida y casi vengativa. Ella quiere lo mejor para Mary, pero sólo a su manera

Basado en estos factores, es una opción fácil para nosotros. Lo único que nos podría hacer dudar de la rectitud de Frank como guardián de María es cuando él mismo se pregunta abiertamente si debería serlo. Por supuesto, esta es otra forma de mostrar la nobleza del personaje: su duda de sí mismo sirve como una expresión de que realmente desea lo mejor para María. Evelyn no tiene tales dudas.

Lo que funciona en esta configuración es cómo Flynn y el director Marc Webb tratan las escenas del tribunal. Estos tipos de escenas suelen ser excusas para revelaciones importantes y expresiones extremas de emoción, pero en su mayor parte, tales flores se mantienen a un mínimo. Dichas secuencias, sin embargo, siguen siendo lo más interesante, la colocación de los personajes en una situación en la que los códigos de justicia y los de la moralidad se enfrentan sin cesar.

Sin embargo, esperábamos una buena interpretación de Octavia Spencer en el papel de una vecina-materna, pero su personaje es bastante inútil; el realizador prefiere darle más protagonismo a un gato con discapacidad. Es una pena que con un tema tan interesante, Marc Webb presente un insípido melodrama.

Es interesante como el cine estadounidense utiliza la fórmula que ha hecho conocidas a las telenovelas: los personajes seguros, con dinero y con un propósito en sus vidas, deben ser tildados de villanos, mientras que los pobres de buen corazón, serian la contraparte. Creo que Thalía estaría orgullosa cuando vea esta película.

Con “Gifted” aun nos seguimos preguntando donde quedó el director de “500 days of Summer”, ese director que no solo revolucionó el género de comedias románticas modernas, si no que mercadeó sin proponérselo el mercado del cine independiente dentro del público que desconocía de esta ya no tan pequeña industria. “Gifted” es un melodrama soso que no ofrece una buena actuación ni de Chris Evans ni de Octavia Spencer. Los supuestos mesías dentro de la historia se ven opacados por unas extraordinarias Mckenna Grace y Lindsay Duncan, así como el esperado retorno del director que hizo que Tom se enamorara de Summer.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com