Criticas y Artículos de Cine

Critica a “The Lost City of Z” (2017) de James Gray

Ruben Peralta Rigaud

A principios del siglo 20 el oficial británico Percy Fawcett (Charlie Hunnam) tiene una exitosa y establecida carrera militar. Con base en Cork, Irlanda, se desempeña como instructor del batallón de reservas. Vive con su esposa Nina (Sienna Miller) y comienza a formar su familia. Un buen día surge una oportunidad que cambiará la vida del disciplinado militar. La Real Sociedad Geográfica de Londres lo envía en una expedición de topografía de la frontera entre Bolivia y Brasil. Los dos países suramericanos tienen disputas fronterizas y piden ayuda al gobierno británico como parte neutral para trazar una línea fronteriza.

Para la misión, Fawcett contrata al experto de guerra Henry Costin (Robert Pattinson), que llega a conocer en persona durante la travesía. Al llegar a Brasil, la situación política ha cambiado de tal manera que el levantamiento de sus límites en realidad se considera demasiado peligroso. Fawcett y su pequeña expedición van con extremo cuidado durante el camino. Con barcos y un líder indio, el grupo sigue el curso del Amazonas. En el medio de la selva Fawcett se encuentra con ollas de barro, que sugieren que una cultura antigua podría haber vivido aquí.

De vuelta en el Reino Unido, Fawcett es un hombre célebre, pero la idea de encontrar una ciudad perdida en la jungla, que él llama “Z” no lo deja pensar en otra cosa mas que volver. Logra convencer a un grupo de inversionistas para una segunda expedición y así poder encontrar su misteriosa ciudad.

James Gray ( “The Immigrant”, “We Own the Night”, Two Lovers”) presenta con “The Lost City of Z”, una película ambiciosa que quiere ser película de aventuras, pero se queda corta, y  también trata de examinar las situaciones en la familia Fawcett. La película no abunda ni en un tópico ni en el otro, y por casi tres horas de duración, la película parece eterna.

Gray es un amante de los tonos grises y modulaciones que se enfocaron intensamente en la caótica relación de la familia. La relación entre Fawcett y su pesar emancipado, pero siempre con la esposa de apoyo, describe relativamente pocos matices. Para Sienna Miller, su personaje es un poco triste , ya que su actuación se ve limitada a la esposa que espera y siempre esta sumisa. La desviación a algunos problemas personales de Fawcett interfiere con que la película fluya, así como las escenas en los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial, que, aunque impresionantes, quedan en última instancia, porque se notan innecesarias y sólo están para rellenar metraje en la película, algo exagerado por parte del director.

James Gray, quien también escribió el guión, documenta en “The lost City of Z” el curso de una odisea febril que deja a sus protagonistas oscilando entre dos continentes  en un momento en que el mundo está en transición. No sólo se anuncia en el horizonte de la Primera Guerra Mundial, si no que los conflictos globales tratan de combinarse con los conflictos familiares. Antes de que Percy Fawcett encuentre su verdadero destino, James Gray rescata la película, emergiendo como un cronista cuidadoso, sabiendo que tiene un capítulo muy concreto de la historia mundial reciente, seleccionado tanto a pequeña y gran escala la vida de los protagonistas de la época, así como la construcción social en que se mueven. Crea su propia versión del mito ‘’Descubrimiento’’ y le da un aire diferente, principalmente de la iluminación, la locura y la obsesión.

“The Lost City of Z” es un documento de la fe y la creencia de que el hombre nunca será capaz de descifrar todos los secretos de este mundo. Sin embargo, James Gray no ve nada negativo en esto. En su lugar, encuentra una manera de satisfacer la curiosidad y que aún conserven la magia de lo desconocido. Que la precisión histórica no juegue un papel destacado, es casi insignificante. En lugar de ello, la ciudad perdida de Z  tiene ideas y el espíritu de una época que se dirigía inevitablemente a su propio fin y seguía haciendo  el amargo esfuerzo para conseguir su propio status quo. Si nada cambia, entonces no hay paz.

Vemos a la cámara moverse y perderse en el denso follaje de la Amazonia, otras veces captura estampidas de polvo suave detrás de un grupo de peregrinos, o unas estupendas secuencias bajo la lluvia . Percy Fawcett, cuyo apellido se ensucia debido a los defectos de su padre, se obsesiona con recobrar el honor de su familia. Trata de salir de las sombras de sus antepasados ​desesperadamente. Sin embargo, la corona británica utiliza su lamentable posición y lo envía a América del Sur como una forma de castigo. Es la herramienta que el director utiliza para crear la relación entre el público y su protagonista, estrategia que funciona a la perfección.

Las fronteras entre la cultura y el primitivismo son cada vez más borrosa. No es de extrañar que este mundo tan desconocido se convierte en una especie de obsesión. pero para muchos, dichos sentimientos son necesario para lograr objetivos. El mundo no sería igual sin esta obstinación por un resultado, en la mayoría de los casos es una virtud, para Fawcett fue el motor que lo llevo a limpiar su nombre, y lograr la conexión que parecía perdida con su mundo.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: