Series TV

“La Bella y la Bestia”: La controversia detrás de la historia

Ruben Peralta Rigaud

El estreno de La Bella y la Bestia ha provocado un intenso debate sobre la historia que gira entorno a una voraz lectora y a un príncipe convertido en monstruo. Hay debates para todos los gustos: que si la película encierra una metáfora sobre la violencia machista y el secuestro de una mujer, que si Bella representa al personaje más feminista de Disney o que si la factoría de cintas infantiles debería haber cambiado el comienzo de la película. Discusiones con un relevante interés teniendo en cuenta los estereotipos y sesgos de género que aún perviven en la sociedad.

La polémica sobre el largometraje que protagoniza ahora Emma Watson no es nueva. Como tampoco lo es la controversia que gira alrededor de la autoría del cuento original en el que se basa La Bella y la Bestia. Precisamente dos mujeres se disputan la autoría de una historia que marcó la infancia de muchos niños y niñas de todo el mundo. Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve y Jeanne-Marie Leprince de Beaumont son las escritoras reconocidas como autoras del cuento que da pie a la película de La Bella y la Bestia que se estrena hoy viernes 17 de marzo en todo el mundo. La historia de la joven y el monstruo ha bebido, sin duda, de la tradición de los cuentos europeos transmitidos tanto por escrito como oralmente. Entonces, ¿de quién es realmente la Bella y la Bestia?

El origen de un cuento de hadas

Investigadoras como Azucena Álvarez, profesora de la UNED, apunta la relación que tiene la Bella y la Bestia con historias de la Grecia clásica, como Eros y Psique, o del Imperio Romano, como la obra El asno de oro de Lucio Apuleyo. Otros expertos, como la Dra. María Emma Merino, de la Universidad Complutense de Madrid, afirman que “el escritor italiano Gionvanni Strapalaro recogió en 1550 una primera variante del cuento tradicional de La Bella y la Bestia, muy parecida a como la conocemos en la actualidad”. Este cuento fue publicado en el libro Le piacevoli notti, editado hacia 1550.

La misma historia del cuento de hadas que se transmitía oralmente fue popularizada por Charles Perrault. El escritor francés presentaba al padre de Bella como un rey, y no como un mercader arruinado o un inventor alocado, y a la Bestia como una serpiente.

Esta versión fue incluida en la recopilación Contes de ma mere l’oye, que se publicó en 1697. Sin embargo, ni el cuento europeo tradicional ni estas obras son un fiel reflejo de la historia que da de nuevo el salto a la gran pantalla de la mano de Disney. La literatura tendría que esperar hasta el siglo XVIII para conocer el verdadero relato que ha llegado hasta nuestros días.

Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve (La Rochelle, Francia, 1695) fue la escritora que redactó la versión original que difundió la historia de la Bella y la Bestia que conocemos en la actualidad. En el año 1740, la autora francesa publicó el cuento de hadas La Belle et la Bête en La jeune américaine, et les contes marins, una serie de relatos en los que una anciana explicaba historias durante un viaje en el mar. Barbot de Villeneuve escribía con el objetivo de entretener a sus amigos y conocidos en las fiestas. El cuento llegó a oídos de la aristócrata francesa Jeanne-Marie Leprince de Beaumont (Ruan, Francia, 1711), que había emigrado a Inglaterra para trabajar como profesora de Literatura.

Beaumont había leído la historia de Barbot y, basándose en su cuento, redactó un relato mucho más breve, que fue publicado en 1756 en la colección Magasin des enfants, ou dialogues entre une sage gouvernante et plusieurs de ses élèves. La escritora francesa fue realmente la autora de la versión que popularizó Disney con su película de dibujos estrenada en 1991, en la que se basa el largometraje que protagoniza ahora Emma Watson. Beaumont omitió y cambió muchos detalles del cuento de Barbot, tales como los orígenes de las familias de la Bella y la Bestia o la ruptura del hechizo por el que el monstruo recupera su apariencia de príncipe. Su trabajo como maestro influyó notablemente en la versión más corta de este cuento de hadas, ya que Beaumont decidió eliminar muchas escenas escabrosas del relato inicial de Barbot.

La historia de la Bella y la Bestia volvería a evolucionar de nuevo al dar el salto a la gran pantalla, dado que existen diferencias importantes entre el cuento original y el largometraje. Este viernes 17 de marzo, Disney vuelve a estrenar uno de sus clásicos más importantes abriendo otra vez el debate sobre una historia centenaria que marcó la infancia de miles de personas en todo el mundo. La controversia sobre la autoría del relato en el que se basa sigue vigente veintiséis años después de la primera cinta.

Fuente: Hipertextual

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud