Criticas y Articulos de Cine

Critica a “Logan” (2017) de James Mangold

Ruben Peralta Rigaud

Con manos temblorosas, cicatrices por doquier y una barba gris que adorna su cara, sale de una limosina. El olor a alcohol se eleva desde un traje arrugado, mientras que una de las cuchillas de sus puños no se extenderá adecuadamente y Logan (Hugh Jackman), no tiene ganas de problemas. Aquel ágil mutante con tenebrosas garras hoy luce derrotado, lleno de odio y frustración por su pasado. En resumen, Logan es un hombre de avanzada edad, cansado de todo y de todos, que busca constante paz.

Logan vive con un frágil Charles Xavier (Patrick Stewart) y Calibán (Stephen Merchant) en una planta abandonada. El paisaje del desierto solitario alrededor de ellos habla de un mundo sin esperanza, donde el ultimo mutante nació hace 25 años, y la generación de estos, esta moribunda. A contra de su voluntad, Laura (Daphne Keen) entra en la vida de estos forajidos, colocando al viejo Logan en una encrucijada, entre hacer lo correcto o ser egoísta y escapar de la situación, decisión que no es tarea facial para un ser que durante toda su vida fue señalado y atacado y que como método de defensa desarrolló insensibilidad y violencia como norma. Ella, una niña de unos 10 años, presenta el mismo talento que Logan: garras y esqueleto de adamantium, acompañados de la misma fuerza, velocidad y carácter. Esto despierta ciertas sospechas en el sabio Charles Xavier.

‘’Logan’’ es un trabajo sobre el envejecimiento y la supervivencia que determinan los últimos días de estos mutantes que han perdido todo y que al final no pudieron salvar mucho de la razón por la que lucharon. Es una película sobre gente que está cansada y siente que no tiene nada más que ofrecer al mundo, sobre la escases de fuerzas para rebelarse contra una sociedad que no los quiere. Logan y Xavier son héroes trágicos en el sentido clásico de Shakespeare. Y su común amistad, con fuertes rasgos de una relación padre-hijo, hace la trama realmente interesante en un nivel emocional y humano. Es extraño ahora ver a ésta (una vez poderosas) criaturas, ayudarse uno al otro para ir al baño.

Mangold dibuja con “Logan” el perfecto golpe final de los X-Men. Así también de todos los mutantes y los superhéroes que siempre se han destacado como los que lucharon por la dignidad y la humanidad, sin prestarle atención a sus vidas. La película funciona como un ejercicio perfecto a lo que es el ocaso del ser humano, que incluso, aun pretendiendo ser invencibles, el tiempo trabaja como un depredador inmisericorde en todos.

La banda sonora aumenta la truculencia del salvajismo amplificando el sonido de gorgoteo de la sangre en los pulmones y la carne desgarrada. La violencia gráfica no es gratuita, no está creada por puro morbo y mercadeo, dichas acciones son necesarias porque van de acuerdo a la atmosfera presentada desde un inicio y a la lógica narrativa del personaje y por primera vez en la pantalla, Wolverine sale con miedo, traumatizado y con mucho peso sobre los hombros al darse cuenta por primera vez de sus limitaciones.

La magnífica referencia a “Shane” (1953) de George Stevens, la hace aún más exquisita como obra cinematográfica, una directa influencia al personaje de Alan Ladd, su pasado y sus futuros motivos. Mangold y su equipo de guionistas (Scott Frank y Michael Green están acreditados) han creado lo que debe ser uno de los mejores guiones de la franquicia Marvel hasta el momento, con toques de Kurosawa, The Road, Unforgiven y Mad Max, y la mencionada “Shane”.

“Logan” es un drama de superhéroes que enfrentará a su personaje principal no sólo al mundo que le rodea, sino contra sí mismo. Una figura en el abismo que tiene que decidir por la vida, incluso si esto significa la muerte.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud