Criticas y Artículos de Cine

El método que hace de cualquier película un éxito en taquilla

Ruben Peralta Rigaud

Blake Snyder fue un reconocido “spec writer” en Hollywood, es decir, un prolífico guionista independiente que escribió y vendió muchos guiones, pero que no necesariamente se convirtieron en películas, de ahí que los llamen “guiones especulativos”: los estudios compran los derechos por cierto tiempo y, en caso de que encuentren a la gente indicada para llevar a cabo el proyecto, dan luz verde, o esperan el momento correcto para desarrollar la idea.

Pero Snyder no se hizo famoso por sus guiones. En el 2005 publicó un libro sobre cómo escribir guiones para cine dentro del mercado estadounidense: “¡Salva al gato!”, en el cual propone una variación más extendida de la estructura de los tres actos de Syd Field. El título proviene de un viejo truco de las películas para hacer al protagonista más entrañable para la audiencia, llevando a cabo una buena acción como salvar un gato, así como Ripley en Alíen.

éxito en taquilla
El esquema se convirtió en un éxito y fue popularizado por los estudios, convirtiendo al autor en un nuevo “gurú” del guión cinematográfico. Impartió talleres y seminarios de escritura en numerosas escuelas de cine, de hecho, mucho se culpa a Snyder de que Hollywood se haya convertido en un nido de ideas recicladas con tramas repetitivas y situaciones predecibles.

Aunque no es del todo falsa esta idea, dicho juicio no es necesariamente justo, pues el mismo Snyder confesó haber desarrollado su fórmula tras analizar cientos de películas de todos los periodos de la historia, así que es muy probable que el patrón siempre haya estado ahí y él solamente haya sido uno de los que reveló el secreto a la audiencia de forma masiva.

éxito en taquilla

El método de Snyder propone una “hoja de tiempos” o “beat sheet”, en la que el guionista debe tener 15 momentos cruciales dentro de la historia, a continuación los compartiremos:

 

Imagen de apertura

Primera escena que transmite el tono, la atmósfera e incluso el tema de la película, está cargada de algún tipo de simbolismo.  En “Volver al futuro” la primera imagen es precisamente un cuarto lleno de relojes.

Declaración del tema

Una pregunta o la afirmación de un personaje que exponga directamente o dé indicios del tema. Como la frase de Harver Dent en “The Dark Knight”: “Mueres siendo el héroe o se vive lo suficiente para convertirse en el villano”.

Planteamiento

Son los primeros diez minutos en que se presenta el mundo ordinario del protagonista, se muestra su entorno, sus metas y el resto de personajes que circulan en él, además de los propios objetivos de la historia. Cuando se presenta a Walter White como un profesor de química con problemas financieros en el piloto de “Breaking Bad”; como verán, la lista no es exclusiva a películas.

Catalizador

Momento que ocasiona un cambio en la vida del protagonista y obliga que avance la trama. En el caso de “Toy Story” es la llegada de Buzz Lightyear y cómo representa una amenaza para el territorio de Woody.

 

Debate

Es justamente la última oportunidad del protagonista de rechazar la búsqueda del objetivo y se pone en cuestión a sí mismo. En “Diario de una pasión” la protagonista se enfrenta a la decisión de volver a casa con su prometido o quedarse a lado de su primer amor, Noah.

 

Transición al segundo acto

El protagonista asume el reto o viaje al que se embarca. Como cuando Neo acepta la pastilla azul en Matrix.

Trama B

Momento para tomar un respiro de la trama principal, ya sea presentando nuevos personajes o desarrollar elementos secundarios como una subtrama. En “Buscando a Nemo” es precisamente cuando Nemo conoce a Guil y el resto de peces en el consultorio del dentista.

Juegos y Risas

Es la promesa de la premisa: el protagonista busca alcanzar su objetivo y se enfrenta a pruebas menores. Por ejemplo, en “Monsters University” se muestra cuando Sulley y Mike finalmente tienen que unir sus fuerzas para quedarse en la universidad y no ser expulsados.

Punto intermedio

El protagonista alcanza un cenit (o bien una falsa victoria o derrota), una posición victoriosa pero momentánea donde se han superado los obstáculos menores. Un buen ejemplo es la escena en la que los protagonistas de la saga de “Toy Story”, en la tercer película, están a punto de quemarse, todos en las salas de cine creímos que ese sería el final de nuestra niñez, pero no todo estaba dicho aún.

Los malos estrechan la cerca

Precisamente el momento en que los antagonistas u obstáculos se reagrupan, recuperan fuerzas y atacan con mayor fuerza. Es el momento donde todo comienza a desintegrase para el protagonista. En “Los cazafantasmas” se puede observar cuando nuestros héroes son arrestados y acusados por las autoridades de ser estafadores, además de llevar a cabo prácticas nucleares poco seguras en una estación de bomberos.

Todo está perdido

Exactamente el punto o situación contraria al punto intermedio, donde se ve claramente una posición de derrota (momentánea).  Este es el momento ideal para incluir una muerte o, según el mismo autor, el soplo de la muerte. En el caso de “Star Wars Episodio IV” es la muerte de Obi-Wan Kenobi a manos de Darth Vader.

La Noche Oscura Del Alma

“Instante de intensa negrura que precede al alba”; es claro el momento cuando el protagonista definitivamente ha perdido toda esperanza, pero finalmente recupera la fe en su búsqueda. Cuando en “E.T” nuestro protagonista extraterrestre yace muerto, envuelto en plástico y Elliot se despide de su amigo —aparentemente para siempre— creemos que todo ha terminado, pero la cinta aún nos tiene una sorpresa.

Transición al tercer acto

En esta parte se encuentra una solución a la situación y la trama secundaria se entrelaza con la principal; la subtrama puede ser, a menudo, la que impulse a la resolución. En “Cómo entrenar a tu Dragón” es muy claro cuando Hiccup se da cuenta que puede enseñar a sus compañeros vikingos a montar dragones para salvar la aldea.

Final

Se enfrenta al conflicto de manera definitiva hasta dar con la resolución. Aquí está el momento de clímax o mayor intensidad dramática. Cuando hay una carrera a contrarreloj por llegar a la Tierra y de alguna forma salvar la vida en “Wall-e”, es un buen ejemplo.

Imagen de Cierre

Última imagen de la película que debe guardar contraste y relación con la imagen de apertura, es donde se nota que se ha efectuado un cambio en el protagonista, un nuevo mundo ordinario. Red se reúne con Andy al final de “The Shawshank Redemption”, ambos como dos hombres libres.

Como podrán ver, el método de Snyder fue realizado con el propósito de tener un guión sólido en estructura para evitar cambios por otros guionistas de estudio y, al mismo tiempo, vender un producto atractivo para un título comercial. Para bien o para mal, es uno de los sistemas más populares y utilizado por los estudios hollywoodenses, en ocasiones mal usado, pero en otras es innegable que ha funcionado; Pixar lo utiliza y siempre ha salido airoso. Todo depende de cómo sea implementado el sistema al final y al grado de innovación del autor en cuanto a sustancia, no en cuanto a forma.

Fuente: Cultura Colectiva

 

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: