Criticas y Artículos de Cine

Critica a “Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children” (2016) de Tim Burton

Ruben Peralta Rigaud

Los niños y los adultos de “Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children” son una prueba más de que el cine de autor está en peligro de extinción. A pesar de que la historia y los personajes peregrins-gallery4-gallery-imagecoincidan con el fantástico mundo de Tim Burton, el director no tiene nada que decir y desaparece por completo detrás de un producto sin sabor e inspiración, diseñado con el único propósito de sentar las bases de un nuevo deber del Hollywood rentable.

Las novelas de Ransom Briggs son el caldo de cultivo ideal para el estilo visual de Tim Burton. Es una historia fantástica, que ha sido ideada como una trilogía. Una historia que, por supuesto, se basa en los patrones clásicos de la literatura para jóvenes, pero también entiende el proporcionarles pensamiento propio. Esto es particularmente debido a las habilidades de los niños (hoy le llamaríamos súper poderes).

La nueva película de Tim Burton cruza varios caminos. En primer lugar, está el actor Asa Butterfield, a quien hemos visto crecer desde “Hugo”, de Martin Scorsese, para terminar incrustado en el papel de Jacob, un adolescente solitario y con poca gracia, cuyo destino será drásticamente diferente luego de la muerte su abuelo, interpretado por Terence Stamp. Las historias sobrenaturales que contaba su abuelo resultarán más reales de lo que parecen. La curiosidad y la duda le llevan a abandonar el “mundo real” y visitar una isla de Gales luego del fatídico suceso. En dicha isla, está ubicada la casa de Miss Peregrine, y allí descubrirá el lazo que existe entre las historias que le contaba su abuelo, algunos sucesos que ocurrieron el día de la muerte de él y uno que otros sueños. Esta es una aventura que nos ofrece una mezcla informal entre X-Men, Harry Potter y los huérfanos Baudelaire. No por coincidencia el estudio decidió adaptar esta historia. A pesar de la presencia de todos los ingredientes ideales para satisfacer las obsesiones de Burton, es lamentable que esta historia no haya encontrado más personalidad a través de su visión.  El público experimenta la historia desde el punto de vista del involuntario héroe Jake, quien descubre poco a poco un secreto que había sido escondido los últimos 16 años de su vida. Asa Butterfield da un color tan pálido y torpe que va en contraste con la carismática y llena de color Eva Green (“Casino Royale”), quien está a cargo de proteger de los peligros externos a un grupo de niños especiales. Estos “niños especiales” están con ella por diferente motivos y vienen de diferentes lugares, lo que no convence son los motivos y las historias de fondo de los villanos, que caen en lo convencional. En particular, la aparición de Samuel L. Jackson demuestra ser poco decepcionante, con unos aires de caricatura, el mismo personaje no sabe dónde ubicarse, si en lo cómico o en lo perverso. Su figura como Barron, no existe en la novela, es simplemente una pobre idea de Burton y la guionista Jane Goldman (The Woman in Black, X-Men: Days of Future Past). Sencillamente desvirtúa el propósito y la idea que Briggs implemento en su historia.

En la actualidad, la 20th Century Fox carece de una fuerte franquicia adolescente que dé soporte a este rentable segmento. Tratando de jugar en varios frentes, el estudio ha puesto en marcha esta adaptación, que ya garantiza al menos una secuela. Vamos a tener el mismo patrón narrativo que otras series del género (Twilight, Hunger Games, Harry Potter). La película se adentra en algunas escenas con toques realmente espeluznantes, pero pierden fuerza cuando el mero propósito es el de complacer a una gran audiencia. En la primera parte de la película nos someten al proceso engorroso de conocer a un héroe completamente pasivo, Jacob va a sufrir acontecimientos que realmente poco importan, una sucesión de eventos creados con pocas ganas y una sobriedad que hastía. Todo está calibrado. Se aprecia una excelente fotografía de Bruno Delbonel (Amelie), el cual sabe manejar la iluminación de acuerdo a la época y el tiempo que la narrativa lleva, con la lamentable ausencia del compositor favorito del cineasta, Danny Elfman, que pone una banda sonora con poco corazón y energía, a veces fuera de tono.

Tim Burton parece haber perdido su inspiración como autor, marcado con un estilo único, estilo que le ha dado su estatus dentro de la historia. Ha sido mermado por las ansias de taquillas de sus últimos proyectos (a excepción de “Big Eyes”), “Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children” resulta una película con una alegoría hermosa, pero el estilo y la narrativa de Tim Burton se pierden entre la acción y un guion poco convincente y diálogos entre los personajes que carecen de corazón e interés. A todo esto se le suman una que otra secuencia de acción interesante (una muy bien lograda en un parque de diversiones). Si tiene éxito, Burton se consolida como director taquillero, título que lastimosamente va en lastre al casi desparecido título de Autheur.

Miss Peregrine’s Home For Peculiar Children – Trailer from Wild Card on Vimeo.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: