Criticas y Artículos de Cine

Critica a “Tomorrowland” (2015) de Brad Bird

Ruben Peralta Rigaud

Sin lugar a dudas, el director Brad Bird sabe contar historias. Desde que conocí su primer trabajo por allá por 1999, una pequeña joya llamada “The Iron Giant”, despertó mi curiosidad. Con
clooney vasta experiencia en dirección de animados, ya que laboró por años en el desarrollo y creación de “Los Simpsons”, Bird era el novato ideal para ser firmado por una gran naciente organización llamada “Pixar”. Es así, que ya con calidad probada, el novato Bird debuta como los grandes. “The Incredibles” fue solo el inicio, ya que repitió con gran éxito con “Ratatouille”. A todo esto, se le suma su debut en “carne y hueso” con la arriesgada y buena cuarta entrega de “Mision: Imposible”, prosiguiendo con buenos títulos, buenas puestas en escena y una clara facilidad narrativa. ¿Su ventaja?, siempre tuvo un buen guion de apoyo.

En “Tomorrowland” vemos como el director Bird trata de sacar a flote una historia interesante, pero con pobres y arrastrados personajes, algo que sí es habitual en el guionista Damon Lindelof ( Lost, Cowboys and Aliens): historias que aparentan ser interesantes, pero mientras van evolucionando, la misma historia, quiere parecer más inteligente de lo que es, y casi siempre, las resoluciones terminan de forma abrupta y con una extraña lección de moral, y claro está, siempre tomando bandos, porque “el malo es muy malo y el bueno es muy bueno”. El cine no necesita ser explicado, para eso es imagen en movimiento.

Frank (George Clooney) y Casey (Brit Roberson) son dos científicos dispares, uno con vasta experiencia y la otra una científica totalmente empírica, Juntos tendrán la misión, casi impuesta por Athena (Raffey Cassidy), de salvar un lugar ubicado en un tiempo y espacio desconocido que se llama “Tomorrowland”. Dicho lugar está ligado a nuestro presente de una manera interesante, pero diabólicamente manipulado.

Lo triste y a la vez interesante es la facilidad en la que puede caer el cine de estos tiempos, específicamente el cine comercial. Ese cine que está llamado a ser visto por las masas, y más aun cuando este cine implica historias que atraen a toda la familia, (por ser una historia basada en un juego del parque de atracciones más famoso del mundo), un actor que va a enamorar a todas las madres que a su vez están siendo presionadas por sus hijos para que los lleven a verla… es la fórmula ideal  para generar una maquinaria de hacer dinero perfectamente organizada.

No voy a negar que sí tiene secuencias interesantes y una muy buena utilización, creaciones y adaptación de los efectos visuales y de sonido. El director Bird, como mencioné, sí sabe lo que hace, lo que cuenta, e incluso, el manejo de las secuencias y la musicalización en su mayoría funciona. Pero la lección de optimismo, el rápido final y los pobres personajes, no rescatan a esta súper producción de Disney.

“Tomorrowland” es una decepción. Ya no es suficiente llenar tu producción con efectos visuales, persecuciones llenas de adrenalinas si el por qué y para qué no están medianamente justificados. Es decir, ¿realmente les importa al publico lo que pase o no con “Tomorrowland”? Yo estoy seguro que no.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: