Cine Dominicano Criticas y Artículos de Cine

Articulo: ¿Como el cine dominicano ve a la mujer dominicana?

El cine, así como la televisión, es el medio de difusión de ideas, actitudes y modelos de la tropico-de-sangre-pelicula-cine-latinovida diaria que más influye directamente en nuestra sociedad, nos guste o no. Con el cine hemos aprendido desde a besar, fumar, manejar y hasta resolver situaciones de la vida diaria. El problema es que este medio de comunicación nos limita nuestra capacidad crítica o la misma curiosidad intelectual, contribuyendo a la perpetuidad de roles e ideas patriarcales donde la desigualdad de los sexos es más que innegable.

La mujer de hoy en día, no es la mujer de años anteriores de personalidad pasiva, sumisa y sola, dedicada al hogar y tener hijos. Ya, la mujer de hoy en día no depende de un hombre para vivir (al menos no en el factor económico). Es una mujer que se atreve a ser madre soltera y no solo de un hijo, es una mujer que lucha día a día para tener un status tan o más alto que el hombre. Pese a todo esto, el cine decide explotar otro “tipo de mujer”.

El personaje de la mujer en la mayoría de las historias del cine dominicano, ronda entre lo sumiso y lo fácil, ambos extremos.  Lo extraño de todo esto es que la mujer segura, inteligente, poderosa y que saber lo que quiere, en su mayoría de veces, es la villana. Mientras que la mujer obediente, sumisa, maltratada, que llora a diario, el marido le es infiel, es la protagonista y “buena” de la historia. Y sin olvidar un detalle importante, desde la música hasta literatura la mujer tiene un gran interés a favor del hombre: Su dinero.

Ese “No Money No Mami” de la más reciente película para toda la familia de Roberto Ángel Salcedo “Profe por Accidente” me retumba. En esta un personaje aparentemente gracioso entra de una manera corrupta a trabajar en un colegio, todo en frente de los ojos de niños de 5 a 7 años. Cine familiar dominicano.

Pero nuestra historia de cómo el cine dominicano ve la mujer no viene de épocas reciente. Ya tenemos más de 10 años llevando este mensaje a los que no conocen realmente a la mujer dominicana.

“La Silla”, “Pasaje de Ida” y “Nueba Yol” no tienen en roles importantes a mujeres dominicanas. Tal vez “Nueba Yol”, en Caridad Ravelo, muestra el primer rol importante de una actriz, ya que Carlota Carretero aparece poco tiempo en la cinta.

Avanzando unos años en la historia del cine local, llegamos al 2003 con la película “Éxito por Intercambio” de Miguel Vásquez donde el protagónico por primera vez recae en una mujer, Selinee Méndez. Ella es una joven inocente de un pueblo que quiere triunfar en la ciudad pero se da cuenta que debe vender su cuerpo a cambio de éxito, he ahí el intercambio.

Pasamos por “Perico Ripiao” donde tenemos un papel secundario de Lumi Lizardo, que es una mujer infiel que de alguna manera es la responsable de la “desgracia de su esposo”. Luego tenemos el ejemplo de  “La Cárcel de la Victoria”, donde la villana de la historia y la que planeo todo, es una mujer.

Otro ejemplo es “Negocios son Negocios”, donde varias mujeres se interesan del dinero “ganado” por el personaje principal. Saltamos a “Un Macho de Mujer” donde las mujeres son tan histéricas que solo algo sobrenatural podría hacerlas sentir como hombres.

Pasamos al 2007 donde tenemos a “Sanky Panky”, un grupo de extrajeras bobas que vienen al país en busca de diversión, donde una de ellas le será infiel a su novio norteamericano.

En “Yuniol” tal vez tenemos los primeros roles importantes para dos mujeres, Charityn Goico y Milly Quezada.

Con “Mi Novia esta de Madre” tenemos personajes femeninos de lo más variopinto, la novia que habla mucho, celosa y es molesta y la mujer madura que tiene otros intereses y debemos fingir lo que no somos para conquistarla.

En “Santi Clo” vemos a Jane Santos, más que correcta en su papel de esposa. “Megadiva” del mismo Roberto Ángel Salcedo: si conocen el termino, creo que estaría de más explicar. Llegamos a “Trópico de Sangre”,  donde Juan Delancer nos cuenta la historia de las hermanas Mirabal vilmente asesinadas durante la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo. Luego, Albert Xavier en “Hermafrodita” nos cuenta una historia de amor algo diferente, donde también esta Isabel Polanco en el papel de la villana.

“Lotoman” muestra a Elizabeth Ruiz en el papel de “Sobeida”. Nos trae a una mujer celosa, que pelea y que echa a su esposo de la casa por no darle la vida que ella merece…hasta que se gana la lotería. Dentro de la misma tenemos buenos personajes como el de Olga Bucarelly, como la madre de los dos protagonistas.

“Pimp Bullies”: dinero, asesinatos, prostitución y traición es el resumen de los personajes femeninos.

“La Hija Natural” y “La Lucha de Ana” representan dos papeles fuertes y protagónicos de nuestro cine, tal vez desde “Yuniol”, los papeles femeninos más importantes de nuestra industria.

Terminamos con “I Love Bachata”, donde las mujeres estaban a merced de los artistas. “El Rey de Najayo”, donde Luz García no quiere ninguna relación con este gánster pero acepta sus regalos. En “Feo de día Lindo de Noche” , donde se iban a la cama por su pura apariencia y sin preguntar.

En películas más recientes tenemos a “Los Súper”, donde estos héroes están liderados por una mujer, Cheddy García en su papel de “La Poderosa”.

Sin embargo, como ya expuse, no es cuestión solo de la elección de mejores y más “poderosos” papeles para nuestras actrices, que representen la real esencia de la mujer dominicana. Mientras sigamos contando historias sin substancia, donde siempre el punto de giro será una infidelidad, una mujer que pelea, una mujer que vende su cuerpo, una mujer que se acuesta contigo por tu apariencia,  estos papeles seguirán.

Tal vez al escribir todo esto esté exagerando un punto de vista, tal vez no, pero es real, las películas ahí están. La real preocupación es que en esta novel industria, el mensaje que estemos llevando es el incorrecto, al menos, las mujeres que conozco no encajan en ninguno de los perfiles más arriba mencionados.

Seamos auténticos, hay tantas historias de mujeres valerosas que valen la pena contar: Mama Tingo, María Montez, Salome Ureña, Sagrario Díaz….  La lista sería interminable. Y si no queremos contar estas historias, tengamos el cuidado de presentar a la real mujer dominicana.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Rubén Peralta Rigaud nació en Santo Domingo en 1980. Médico de profesión, y escritor de reseñas cinematográficas, fue conductor del programa radial diario “Cineasta Radio” por tres años, colaborador de la Revista Cineasta desde el 2010 y editor/escritor del portal cocalecas.net. Dicto charlas sobre apreciación cinematográfica, jurado en el festival de Cine de Miami. Vive en Miami, Florida.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: