Criticas y Artículos de Cine

Claves de Sam Mendes para hacer una gran pelicula

Ruben Peralta Rigaud

Hace 14 años ganó el Oscar por una durísima crítica a la middle class de la norteamérica de los 90, hace seis años debería haberlo vuelto a ganar por su durísima crítica a la middle class de la norteamérica de los 50 pero no los consiguió, es más, “Revolutionary Road” no sólo fue un (injusto) fracaso crítico y comercial, también le costó su matrimonio con Kate Winslet. Hoy, al bueno de Sam Mendes muchos le (re)conocen por ser capaz de realizar una buena película que además resulte un taquillazo glamuroso y fabuloso.

El director de “Skyfall”, “American Beauty” y “Camino a la perdición” nos revela 25 claves, tan alternativas como estimulantes, para triunfar como director de cine. A rodar.

Elige siempre buenos colaboradores. Parece obvio, pero los mejores colaboradores son aquellos que discrepan de ti. Significa que son apasionados, tienen su propia opinión y solo asentiran si realmente lo sienten.

2. Intenta aprender como convertir lo familiar en extraño y lo extraño en familiar. Dirige Shakespeare como si de una nueva obra se tratara, y trata una nueva obra como si fuera de Shakespeare.

3. Si tienes la oportunidad, trabaja con la gran Judi Dench.

4. Aprende a decir, “No tengo la respuesta.” Este podría ser el comienzo de un grandísimo día de ensayo.

5. Ves al ancestro anfiteatro en Epidaurus (Grecia). Te revela aquello a lo que perteneces y cambiará tu forma de mirar el mundo. Si eres artista, te sentirás en el centro del meollo y no volverás a sentirte jamás periférico.

6. Haz el favor de evitar toda posible metáfora de obras de teatro o películas como meros “pináculos” o “picos”; trata con absoluto desprecio la palabra “definitivo” y si alguno utiliza el término “obra maestra” no sabe de lo que habla. El anhelo de perfección es un juego de tontos.

7. Si ruedas una obra de teatro o una película, debes disponer de un camino propio y personal en él, en caso de que también la dirijas. Puede desembocar en algo grande. De hecho, “American Beauty” hablaba sobre mi adolescencia. “Camino a la perdición” trataba sobre mi infancia. “Skyfall” se situaba en la mediana edad y la mortalidad. A veces es cuestión de pequeños detalles. Tal vez sea una simple idea. No es suficiente limitarte a admirar un guión. Debes encontrar la vía de que te pertenezca tan solo a ti.

8. La confianza es esencial, aunque no el ego.

9. El teatro es el medio principal, tanto para el actor como el escritor. El director se aleja en un tercer término. Si quieres un viaje egocénticamente apropiado, embárcate en el rodaje de una peli.

10. Comprate un buen par de tapaojos y orejeras. No leas las criticas. Es suficiente con saber si son buenas o no. En mis comienzos, los artistas superábamos en número, y por goleada, el número de cronistas. Hoy en cambio, padecemos miles de opiniones públicas por cada obra de arte que surge. Independientemente de lo fuerte que seas, o no, la confianza resulta esencial para todo aquello que haces, y no olvidemos que ésta se caracteriza por su fragilidad. Protégela. Como bien afirma T.S. Eliot, “enséñanos a preocuparnos, pero también a despreocuparnos”.

11. Gestiona un teatro. Una obra es temporal, un edificio es perpétuo. Así que crea algo que se mantenga de forma perpétua para que así pueda ser eternamente empleado y amado por los otros.

12. Nunca se es lo suficientemente viejo para aprender algo nuevo. Aprendí a esquiar junto a mi hijo de 10 años, y claro, su instrucción no duró más de 10 minutos. En mi caso, me pasé cuatro días haciendo slaloms arriba y abajo pareciendo un completo inepto. Pero jamás te preocupes por parecer un completo inepto. Es parte esencial del proceso de aprendizaje.

13. No existe un bien y un mal. Solo lo interesante, y lo menos interesante.

14. Pinturas, novelas, poesía o música. Todas ellas son artes de grado superior. Pero el teatro y el cine puede meter mano a todas ellas.

15. No hay nada como las “previews” de Broadway.

16. Peter Brooks dijo: “El viaje es el destino” No pienses en el producto o, Dios no lo quiera, en la respuesta del público. Piensa sólo en el descubrimiento y proceso en que te embarcas. Una de mis frases favoritas de Hamlet es; Polonius: “Deberíamos encontrar nuestra dirección a través de indirectas”.

17. Aprende a callarte cuando toca callarse. Es algo en lo que aún sigo trabajando.

18. Cuando tienes un cast de 20, significa que cuentas con otras 20 imaginaciones en tu propia habitación. Utilízalas.

19. Recuerda siempre que los Oscar no son más que un TV Show.

20. No lo olvides. Robert Frost dijo, “Dilo todo un poco más rápido”. No estaba equivocado.

21. La segunda producción de un musical es siempre mejor que la primera.

22. Aprende a aceptar la culpa de todo. Si el guión se siente pobre, es que no trabajaste lo suficiente con el guionista. Si los actores fallan, tu fallas. Si los sets, la iluminación o el vestuario es erróneo, es porque tu has dado el ok. Así que trabaja tus hombros, necesitan de aguante y fortaleza.

23. En pantalla, tu héroe se puede cargar hasta 500 malhechores, pero si se fuma un jodido pitillo, estás en la más absoluta mierda.

24. Ten siempre una carrera alternativa en el horizonte. La mía es la de comentador de cricket. Nunca ejercerás de ello, pero te ayudará a conciliar el sueño a las noches.

25. Nunca, jamás de los jamases, olvides lo afortunado que eres de trabajar en aquello que amas.

Acerca del Autor

Ruben Peralta Rigaud

Ruben Peralta Rigaud

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com